• Spotify
  • Mapa Covid19

INM separa y dispersa a familias migrantes en Chiapas

Reproducir vídeo
  • Cientos de extranjeros han sido retornados de Ciudad de México hacia Huixtla, imposibilitando su arribo a la frontera norte

José Cancino / Corresponsal Diario de Chiapas

Huixtla, Chiapas.- El pasado 20 de mayo, el Instituto Nacional de Migración (INM) desalojó a 323 migrantes alojados en la plaza Giordano Bruno de la Ciudad de México, para trasladarlos hasta el municipio de Huixtla, bajo el argumento que les entregarían las visas de libre tránsito por el país.

De esta forma, el INM provocó que los cientos de extranjeros provenientes de Brasil, Chile, Honduras y de Haití, retrocedieran en su ruta hacia la frontera norte y desgastaran aún más su condición física y emocional, pese a que recibieron los mencionados permisos correspondientes.

“Se trata de mujeres, hombres y menores de edad de diversos núcleos familiares, que fueron trasladados de manera voluntaria -vía aérea- a un albergue del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en Huixtla, Chiapas, con la finalidad de agilizar y reducir los tiempos de atención del proceso de resolución de sus trámites migratorios”, dijo el instituto migratorio en un comunicado.

Ahora, las familias tendrán que buscar nuevamente medios y formas para escalar hacia otras entidades de México si llegar a la frontera norte, que es su meta principal, sin embargo, muchos han señalado que no tienen siquiera para alimentos de ninguna manera pueden resolver su situación para transportarse hacia la frontera norte.

A través de un comunicado, el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI), dijo tener preocupación por las estrategias de contención que el gobierno mexicano a través del Inami está realizando, luego de conocerse el traslado de estas personas migrantes.

“Dejen de dispersar a las familias con necesidades de protección por todo el país. López Obrador, es urgente que su gobierno publique la ruta que está implementado para la recepción de la población migrante expulsada desde EUA y cómo están garantizando la seguridad de quienes están en México”, aseveró.

“Paren de desgastar y jugar con las necesidades de las familias migrantes. Desde hace meses Inami manda a las familias en autobuses a la CDMX dejándolas en condiciones de calle y cargando la responsabilidad de atención a los albergues de la sociedad civil. Desde el viernes, nuevamente Inami las sube a autobuses para volverlas a regresar al sur”, acotó el IMUMI.

Hasta entonces, la delegación de migración en Chiapas, a cargo de Roberto González López, sigue implementando la separación de familias y la dispersión en la frontera sur, apoyado de otras delegaciones en el país.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *