• Spotify
  • Mapa Covid19

Murió Mohammad Barkindo, secretario general de la OPEP

  • El representante del sector petrolero había tenido una junta con el mandatario de la nación africana, Muhammadu Buhari

El secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohammad Barkindo, de 63 años, murió hoy, según anunciaron las autoridades nigerianas, en una situación ocurrida horas después de una reunión que mantuvo con el presidente de ese país africano, Muhammadu Buhari.

El representante de la OPEP habló en defensa de la industria energética, en medio de una creciente presión debido al cambio climático. 

Barkindo, murió anoche, según dijo un vocero del Ministerio nigeriano de Petróleo. En un primer momento se desconocía la causa de su fallecimiento. La OPEP, un grupo petrolero con sede en Viena, también confirmó el deceso del “apreciado líder” del ente.

Su fallecimiento tomó por sorpresa a los expertos del sector. Su segundo mandato al frente de la OPEP culminaría en tres semanas, el 31 de julio. Ocupaba el puesto desde hacía seis años, desde 2016.

Mele Kyari, director gerente de la Compañía Nacional Nigeriana (NNPC, por sus siglas en inglés), anunció en Twitter la muerte de Barkindo, que describió como “una gran pérdida para su familia inmediata, la NNPC, nuestro país Nigeria, la OPEP y la comunidad energética global”.

Barkindo, que era nigeriano, lideraba el bloque petrolero desde agosto de 2016 y lo dirigió durante algunos de sus momentos más accidentados, como la pandemia, cuando el precio del crudo se hundió por una caída de la demanda. Durante su mandato guió al grupo y trabajó por mantener un frente unido entre sus miembros.

Los 13 estados miembros de la OPEP suman mil 240 millones de barriles de crudo en reservas conocidas, o el 80 por ciento de las reservas del mundo. Aunque su cuota de mercado global es el 38 por ciento, el año pasado sus miembros contribuyeron con aproximadamente el 48 por ciento de las exportaciones de crudo en el mundo.

El legado de Barkindo quedará ligado sobre todo a sus últimos años al mando de la organización, que llegó a un acuerdo conocido como OPEP+ con Rusia, un gran productor de petróleo que no forma parte del grupo. 

Ese acuerdo, que expira este año, ayudó a estabilizar el mercado volátil de crudo durante la pandemia, aunque ha recibido cada vez más escrutinio y críticas debido al alto precio del petróleo, mientras Estados Unidos y otros países occidentales intentan presionar la economía rusa por la guerra en Ucrania. El crudo Brent ha alcanzado los 100 dólares el barril.

Antes de dirigir la OPEP, Barkindo lideró la corporación petrolera nigeriana y fue subdirector gerente de Nigerian Liquefied Natural Gas, un emprendimiento conjunto de NNPC y las petroleras multinacionales Shell, Total y Eni.

Con información de: Milenio

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.