• Spotify
  • Mapa Covid19

Nacen crías de dragoncito de labios rojos

  • El Cecibach reportó el nacimiento de 12 de estos reptiles

Janet Hernández / Corresponsal Diario de Chiapas

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- El Centro para la Conservación e Investigación de la Biodiversidad de Los Altos de Chiapas (Cecibach), reportó el nacimiento de 12 crías de la especie Abronia litrochilla, comúnmente conocido como dragoncitos de labios rojos o Kix’Xikin de labios rojos en tsotsil.
Cecibach señaló que esta especie es poco conocida en la región, la cual se encuentra amenazada debido a la destrucción de su hábitat natural, así como por la falta de información sobre su biología.
Agregó que el nacimiento de estas crías representa un paso más en la reproducción y conservación de las especies endémicas de la zona de los Altos de Chiapas, ya que esto ha sido posible gracias a la atención que se le da bajo cuidado humano en el Cecibach.


Indicó que los nacimientos de esta especie suelen realizarse entre los meses de marzo a julio; al nacer, las pequeñas lagartijas son totalmente independientes; más adelante, cuando adquieran el tamaño necesario, el personal del Cecibach podrá identificar el sexo de cada cría.
El Centro destacó que esta especie, considerada endémica de Los Altos de Chiapas, se encuentra en riesgo y forma parte de la colección biológica que está bajo resguardo de esta institución.


Sostuvo que diversas especies de anfibios y reptiles son amenazadas o se encuentran en peligro de extinción por actividades humanas tales como: el sacrificio indiscriminado por actitudes negativas y creencias erróneas, destrucción y fragmentación del hábitat por incendios y deforestación, o por cambio del uso de suelo de los lugares en donde vive, así como por la contaminación derivada del uso excesivo de pesticidas y agroquímicos.
Por esta razón, el Cecibach dedica gran parte de sus actividades a la divulgación e información generada para el conocimiento de especies y de fauna silvestre endémica de la región de Los Altos de Chiapas, y contribuir en parte a su valoración y conservación.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.