• Spotify
  • Mapa Covid19

Redes criminales marcan con pulseras la suerte de cada migrante

Reproducir vídeo
  • De esta forma, células delictivas o siguen que avancen hacia la frontera norte, en contubernio con el Inami y autoridades

Enrique Buenrostro

En las últimas horas, autoridades federales rescataron en la bahía de Paredón En Tonalá, a 155 migrantes que permanecían en una casa de seguridad en condiciones infrahumanas. Los extranjeros, desesperados, solicitaron auxilio para ser rescatados, pero lo que llamó la atención de los agentes federales fue que cada uno de los migrantes portaba brazaletes de diferentes colores.


Dentro de los migrantes rescatados se encuentran ciudadanos originarios de Ecuador, China, Costa Rica, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Guinea, El Salvador, Honduras y Senegal, quienes no pudieron acreditar su legal estancia en el país, sin embargo, el nuevo modus operandi es exponer a los migrantes en situaciones adversas, como en este caso, para ser calificados y las autoridades ministeriales les otorguen constancias de víctimas de delito; de esa manera tienen a la mano documentos migratorios.


Esta práctica ya es utilizada en la frontera norte de México y ahora las bandas delictivas imponen este código a los traficantes de humanos desde la frontera sur. Extraoficialmente se sabe que son pulseras de plástico verdes, rojas, blancas, azules y verdes, lo que indica a la red criminal quiénes pagaron más o quién pagó menos.


Pero también existen los migrantes VIP, es decir, aquellos que pagan su derecho para viajar en avión sin ser molestados, mientras el titular del Inami en Chiapas, Vicealmirante Roberto González López, se mantiene inoperante y deja la batuta a Fara Gertrudis y sus secuaces como Sinhué Salgado, quienes han sido visto también en redadas que violentan derechos humanos en hoteles de Tapachula.


De acuerdo a defensores de los derechos humanos, con este código los migrantes se sienten más seguros al viajar, pero arriesga exponencialmente a quienes no lo portan, ya que son identificados a simple vista y son blanco fácil para todo tipo de abusos.


Y es que estos brazaletes es señal inequívoca de quienes viajan pagando a traficantes y a los que se atrevieron a lanzarse por su cuenta. Una vez que llegan a la frontera norte se les cobra el derecho para cruzar y se les coloca un nuevo brazalete.


Por su parte, el activista Luis Rey García Villagrán hizo un llamado a la comunidad migrante para buscar el amparo de la autoridad, debido a que literalmente el Inami en su oficina de Regularización en Tapachula, dejó de dar tarjetas por razones humanitarias, contrario a la ley.


“Se convoca a la población migrante para que a partir del 12 de diciembre 12:00 horas, en el parque bicentenario, pasen a enlistarse para interponer juicios de garantía ante jueces federales”, argumenta el defensor de migrantes a través de sus redes sociales.


Aseguró que el objetivo es permitir la entrega de Formas Migratorias Múltiples (FMM) u oficios de salida, tal como lo señala la ley de migración, su reglamento y lineamientos, con lo cual los migrantes evitarían caer en las garras del crimen organizado.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *