• Spotify
  • Mapa Covid19

Torneo Capablanca in memoria, en Cuba

Dr. Mario Antonio Ramírez Barajas

Una visión de cuba desde el deporte 

Visitar Cuba es una experiencia contradictoria, por un lado, está la profunda alegría por vivir el esfuerzo cotidiano de este maravilloso pueblo, en contraste directo con las precarias condiciones económicas en las cuales viven.

El deporte parece ser una de las pocas actividades convertidas en refugio emocional, recreativo y competitivo.

Al menos en esta edición del tradicional Torneo Capablanca in memoriam, todas las necesidades fueron resueltas correctamente, el ambiente fue festivo y con la participación de países de todo el mundo; este evento se convierte en un oasis dentro de un país con graves problemas, resultado del bloqueo económico decretado por los Estados Unidos de América.

EL HOTEL NACIONAL

La sede del torneo fue un lugar con una profunda historia, inaugurado y construido a principios de los años 30, conserva la magnificencia de su arquitectura y el sutil sentido de estar atrapado en otra época en el tiempo, es inevitable sentirse como un huésped de esos años.

En este maravilloso escenario se instalaron las salas de juego, decoradas y preparadas al nivel de los torneos más importantes del mundo, así Cuba honra la memoria de Capablanca, su campeón mundial y a quien en esta ocasión incluso le dedicaron una habitación en la cual se dice se hospedó cuando se presentó a jugar en La Habana.

Participamos con una delegación de talentos mexicanos quienes hicieron un gran torneo, niños menores de 14 años.

CONVENIO DE AJEDREZ ENTRE CUBA Y MÉXICO

En este marco, las federaciones de ajedrez de Cuba y México logramos establecer las bases de un convenio de colaboración, el cual nos va a permitir intercambiar jugadores y entrenadores, realizar campamentos de entrenamiento y encontrar todas las vías necesarias para apoyar mutuamente el desarrollo del ajedrez entre nosotros.

Es inevitable reconocer que, en cuanto al desarrollo técnico, Cuba se encuentra muy adelantada a nosotros, por lo tanto, es una oportunidad para el ajedrez de México y aprovechar en todo lo posible los intercambios de conocimientos y experiencia que nos permitan aprovechar el gran nivel competitivo del ajedrez cubano.

Este hecho tiene raíces de orden histórico: es conocida la afición de Ernesto “Che» Guevara, por el juego ciencia; a partir del triunfo de la revolución se implementó de manera regular su enseñanza en todas las escuelas, si alguien desea aprender o entrenar, existe un instructor pagado por el estado contratado para tal efecto.

México por su parte puede aportar mejoras en la organización de los eventos, en el manejo de instrumentos tecnológicos y en la actualización necesaria de todos los ámbitos, para complementar las actividades propuestas conjuntamente.

Tuve el privilegio de entregar una de las premiaciones durante la ceremonia de clausura, y eso es algo que guardaré conmigo siempre.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.