• Spotify
  • Mapa Covid19

“Una tomada de pelo”, la detención del dueño de la guardería Piguin & Babe, asegura padre del niño Damián

Reproducir vídeo

Itzel Grajales / Diario de Chiapas

La aprehensión de José de Jesús Patrinos Burguete, dueño de la guardería Piguin & Babe, “es un circo armado por las autoridades, una tomada de pelo”, consideró Mauricio Estrada, padre del niño Damián, quien murió presuntamente ahogado en la alberca de esta institución educativa el pasado 7 de febrero.

Este domingo, en entrevista junto a su esposa, Mauricio Estrada sostuvo que con esta aprehensión la Fiscalía General del Estado (FGE) intenta ocultar su inoperancia, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó la atención inmediata del caso, y a un día de su visita a Chiapas.

“José de Jesús Patrinos en realidad se entregó, no lo capturaron. Es un circo porque viene el presiente, pues no nos habían dado ninguna atención en 40 días. Es una tomada de pelo, es realmente molesto que esta gente nos quiera ver la cara a nosotros y a la sociedad chiapaneca”.

Si la FGE realmente quisiera actuar, habría ejecutado la orden de aprensión desde hace varias semanas no solo contra Patrinos, sino contra la directora de la escuela, Brunett Ortega Solís, y los maestros que el día de la tragedia estaban a cargo de los alumnos, dijo.

“Ya estuvo bueno por parte de la Fiscalía, que nos quieren dar atole con el dedo para que en dos días, cuando se vaya el presidente, lo suelten a este tipo; están maquillando una visita del presidente (…). La responsable directa es Brunett y la maestra que estaba a cargo de mi hijo”.

Hace unos días, en su “mañanera”, el presidente se comprometió a recibir a los padres de Damián, durante su estancia en Tuxtla Gutiérrez, sin embargo, Mauricio Estrada advirtió que hay intenciones de obstruir este encuentro.

“¡Ya basta de mentiras, tengan tantita dignidad y respeten por favor la memoria de mi hijo!; no se vale lo que están haciendo. No estamos inventando nada, ¡ya basta! Es frustrante ver la mentira que siguen sosteniendo”.

Los padres aseveraron que su hijo no murió por broncoaspiración, como intentan hacer creer las autoridades, sino ahogado en la alberca del colegio Piguin & Babe, “porque un niño broncoaspirado no aparece mojado”.

Advirtieron que no se detendrán hasta encontrar justicia para su hijo, a pesar de que estén recibiendo amenazas y sean víctimas de actos intimidatorios, sin que las autoridades les brinden protección alguna.

“Que quede claro que no vamos a parar. A nosotros no nos van a amedrentar; a mi suegro lo han amenazado, lo vienen siguiendo, le han dejado mensajes, pero no vamos a parar hasta que se haga justicia”.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *