• Spotify
  • Mapa Covid19

Descubren pozos y cuevas en la Luna térmicamente estables

Agencias
Científicos financiados por la NASA han descubierto varios pozos en la Luna que siempre rondan los 17 grados centígrados, según ha dado a conocer la nave espacial Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA, así como modelos informáticos.
Estos pozos y cuevas serían sitios térmicamente estables para la exploración lunar en comparación con las áreas en la superficie de la Luna, que se calientan y llegan a los 127ºC durante el día y se enfrían a menos de 173ºC por la noche.
Los pozos se descubrieron por primera vez en la Luna en 2009 y, desde entonces, los científicos se han preguntado si conducen a cuevas que podrían explorarse o usarse como refugio. Los pozos o cuevas también ofrecerían cierta protección contra los rayos cósmicos, la radiación solar y los micrometeoritos.
“Alrededor de 16 de los más de 200 pozos son probablemente tubos de lava colapsados”, explica Tyler Horvath, estudiante de doctorado en ciencias planetarias en la Universidad de California en Los Ángeles, quien dirigió la nueva investigación, publicada recientemente en la revista ‘Geophysical Research Letters’.
“Los pozos lunares son una característica fascinante en la superficie lunar”, añade el científico del proyecto LRO, Noah Petro, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Saber que crean un entorno térmico estable nos ayuda a pintar una imagen de estas características lunares únicas y la perspectiva de explorarlas algún día”, detalla.
Los tubos de lava, que también se encuentran en la Tierra, se forman cuando la lava fundida fluye por debajo de un campo de lava enfriada o se forma una costra sobre un río de lava, dejando un largo túnel hueco. Si el techo de un tubo de lava solidificado se derrumba, se abre un pozo que puede conducir al resto del tubo con forma de cueva.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.