• Spotify
  • Mapa Covid19

EXPRESS ARTE

En Jaltenango La Paz… Quetzales, café

Jorge Éver González Domínguez/Chiapa de Corzo, Chiapas jevergonzalez@hotmail.com

Los Quetzales café, es un espacio donde se respira el arte y la cultura, enclavado en el corazón de Jaltenango La Paz; es un rincón donde se siente la vibra de la creación y la lectura.
Pensado y diseñado por Roberto García Torres, joven visionario que le ha costado esfuerzo y sacrificio convertir este espacio en algo digno para la cultura, todo esto a base de perseverancia.
Día con día ha convertido la cafetería en una plataforma para dar a conocer a los artistas, sobre todo locales.
Un punto de encuentro con escritores, poetas, músicos y artistas plásticos: Quetzales café, donde se puede leer y adquirir cualquier cuento, poema o contemplar algunas obras pictóricas mientras sirven el café.
Roberto García ha implementado una ruta por los cafetales de la región, donde se puede vivir la sensación de envolverse entre las ramas de los árboles y sentir la piel de las hojas en medio de la finca cafetalera.
La ruta de los cafetales, es llegar a una finca, contemplar la inmensidad de la belleza, desayunar dentro del corazón de los sembradíos, es punta de lanza para el turismo en la región, incluyendo desayunos, transporte, hospedaje y el canto de los quetzales.
Para el joven emprendedor, este trabajo comienza a florecer junto al olor de la tierra.
“Esta idea tiene tiempo, esfuerzo y mucha perseverancia, pero vale la pena inmiscuirse en el arte y la cultura, que es la base de un pueblo. El proyecto lleva años y ha tenido sus altibajos, sobre todo en tiempo de la pandemia, ahorita nos estamos recuperando y vamos por mucho más”, nos dijo en la plática Roberto García.
Entre café y café, pudimos observar libros de poesía a la venta, de poetas originarios del municipio de Ángel Albino Corzo, así como cuadros de pinturas donde se expresa la belleza de la naturaleza y el talento de los autores.
Hijo del Dr. Roberto García y Leticia Torres Abarca, nació en Jaltenango La Paz y tuvo la fortuna de vivir desde niño el esplendor de la lluvia, el viento, la montaña y su alegría.
Desde la escuela moldeó la idea de hacer mucho por su pueblo y lo está logrando; con pasos firmes, se ha venido posesionando dándole voz y espacio a la sensibilidad de los artistas.
Sin financiamiento institucional, ha permeado en el espacio verde de Jaltenango y espera poder ofrecer algo novedoso cada día, espera que el turismo sea un parteaguas para la vida y su espacio plataforma para los artistas, donde van dejando su alma en pedacitos de versos, acordes musicales o pinceladas de pintura.
En una tierra desnuda, prospecto para las buenas acciones, sirve una taza de café humeante en medio de una idea y un vuelo de quetzales le roba su pensamiento.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.