• Spotify
  • Mapa Covid19

¿Qué se necesita para exportar productos de tu empresa?

Año a año, la cantidad de exportaciones de mercancías hacia el exterior crecen de forma exponencial, marcando así una tendencia con un futuro asegurado y que debe ser tenida en cuenta. En México, esto no es una excepción. Al hablar de comercio internacional, es imprescindible que las empresas dedicadas a la venta de bienes y servicios gocen de seguridad y ganancias altas para promover su propio crecimiento, así como también la mejora en la calidad de sus prestaciones.

Con el fin de alcanzar el nivel de rentabilidad deseado, las compañías se apoyan en otras empresas fintech dedicadas al factoraje y, en el caso de las compañías exportadoras, al factoraje internacional. De forma general y aproximada, para obtener liquidez, a las empresas les toma cobrar de las cuentas un lapso de entre dos o tres meses. El servicio de factoraje se basa, principalmente, en adelantar el cobro de estas facturas de exportación en tiempos cortos y con procesos que suelen ser ágiles; lo que les permite a las empresas exportadoras obtener liquidez inmediata.

Esto, a su vez, permite que el flujo de efectivo de la empresa alcance óptimas condiciones. Por otro lado, esta cualidad no es la única que posee la herramienta de factoraje. Las empresas dedicadas al factoraje internacional, como por ejemplo Mundi, reconocen que el negocio de las exportaciones puede ser riesgoso en el aspecto financiero, sobre todo para las PYMES exportadoras.

Cuando dichas empresas no pueden acceder al efectivo de forma rápida, en muchas ocasiones les trae problemas estructurales y de estabilidad lo que provoca, a futuro, fallos graves en su funcionamiento y menor capacidad de crecimiento. Debido a esto, la capacidad de acceder a una liquidez financiera instantánea es imperativa para cualquier negocio dedicado a las exportaciones.

El factoraje financiero en México es esencial para cualquier negocio, en especial para las pequeñas y medianas empresas, las cuales no pueden permitirse un sólo segundo sin dinero disponible o solicitar créditos bancarios.

Los aspectos positivos del factoraje internacional 

En primer lugar, con todo lo explicado anteriormente, las empresas dedicadas al factoraje internacional ofrecen alta seguridad y tranquilidad a los negocios dedicados a las exportaciones, estabilizando sus ahorros y agilizando las gestiones de cobro.

Con estos primeros dos logros llegamos al segundo punto. Ante los ingresos inmediatos, constantes y a bajos costos, las empresas exportadoras no pararán de crecer y de incrementar sus ganancias.

En tercer lugar, al gestionar los cobros y los gastos con comodidad y eficiencia, las empresas establecerán lazos con sus clientes, que serán mucho más fuertes y productivos, considerando que habrán menos problemáticas a la hora de hacer cobros, ya que los plazos de pago son menores.

En resumen, descubrimos que, mediante el factoraje internacional, las ganancias y estabilidad de los negocios exportadores se alzan de forma acelerada, optimizando a la vez el uso del tiempo y los recursos que las empresas ya tienen en mano y las relaciones con los clientes a los que provee el servicio.

Cómo exportar desde México de forma efectiva en 4 pasos

En este caso, haremos referencia exclusivamente sobre las pequeñas y medianas empresas del país que pretenden extender su negocio a nuevos horizontes y hacer que sus bienes y productos sean reconocidos en el exterior. ¡Conoce cómo lograr estos cometidos con tu PYME!

  1. Seguridad: El primer paso es asegurarte de que todo aspecto en relación a tu pequeña o mediana empresa sea certificado, seguro y legal. Estos puntos son esenciales a la hora de proteger tu nombre y marca de cualquier tipo de problemática a futuro. Ya sabemos qué se dice: “mejor prevenir que lamentar”.

Al mismo tiempo, debes asegurarte de cumplir a rajatabla con las restricciones no arancelarias así como con las regulaciones. En cuanto a estas últimas, nos referimos a los controles de calidad y cumplir con ciertos estándares comerciales con el fin de evitar multas por errores o incluso plagio. Por el lado de las restricciones, hablamos de lo que implica tener en cuenta que ciertos productos tienen más o menos requerimientos para ser exportados.

  1. Cálculos y posibilidades: siempre es sabio pensar a futuro. Todo mercado, sea cual sea, tiene un potencial posible alcanzable si se investiga, analiza, lee y estudia lo suficiente. No es el paso más fácil, pero es probablemente el más necesario ya que estos cálculos pueden convertirse en el pilar de tu negocio.

Nos referimos a dos puntos específicos e imprescindibles: uno de ellos es la viabilidad de tus productos, la demanda de ellos en el exterior, quién o quiénes serán tu competencia, etcétera. En segunda instancia, considera con quienes forjarás alianzas económicas para abaratar costos de producción. Intenta siempre que estos te lleven por un camino hacia otros mercados.

  1. Define tu mercado: debes saber específicamente con quienes pretendes establecer tu negocio. Esto requiere aún más investigación: conocer la fama de tus posibles clientes, averiguar si otras compañías tuvieron inconvenientes con ellos, los costos de envío (hay países con países con menores requerimientos arancelarios que otros, por ejemplo), entre otros aspectos. Considera que tendrás que hacer comparaciones entre métodos de transportes, su precio y la logística que requieren dichos movimientos de carga.

A su vez, cada nación tiene sus reglas y requerimientos a la hora de importar productos de otros países: dichas reglas debes conocerlas bien o tu negocio podría correr riesgos innecesarios.

  1. Temperatura financiera: exportar no es exactamente una transacción barata. Es imperativo para proteger los gastos de tu negocio encontrar alternativas para financiar los costos de transporte. Apoyarse en el factoraje internacional es una de estas alternativas, sino una de las mejores en la actualidad.

Gracias a las empresas especializadas en el factoraje internacional es más que posible hacer crecer nuestro negocio sin límites. Es siempre bueno tener en cuenta que mientras mejor nos vaya a nosotros, mejor le irá a nuestra tierra y a los seres queridos que tengamos cerca. ¡Te deseamos la mejor de las suertes con tu nuevo negocio!

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *