• Spotify
  • Mapa Covid19

Al alza, el tabaquismo

Edén Gómez Bernal / Diario de Chiapas
El tabaquismo es una práctica que lamentablemente en la actualidad sigue con números y estadísticas altas, puesto que a nivel internacional se ha vuelto una de los principales hábitos entre la sociedad, sin dejar a un lado los daños a la salud que esto contrae.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco es el principal factor de riesgo para seis de las ocho principales causas de muerte en el mundo, así como para las cuatro enfermedades no transmisibles más prevenibles y prevalentes: cardiovasculares, diabetes, cáncer y respiratorias crónicas.
Ante esto es de mencionar que México se ubica en el sexto lugar en América Latina en cuanto a fumadores adultos, con un 13.1 por ciento de su población total, además de ocupar el tercer sitio con el mayor número de adolescentes con estas prácticas.
Ante esto, los especialistas han mencionado diversos puntos que son factores pares que alguien este con este riesgoso vicio, además de costoso, el cual se basa principalmente en el tema social.
Violeta Corzo León, psicoterapeuta, señaló que el tabaquismo se debe tomar como una adicción a una sustancia, y que viene en muchas ocasiones a suplir carencias de la vida, principalmente de la infancia, lo cual actualmente es constante.
Afirmó que la situación en cuanto a los números y estadísticas de fumadores ha incrementado, tiene que ver mucho con la facilidad que se tiene con la adquisición de estos productos al ser legal, y poder adquirirse en cada esquina, lo que hace más fácil la adicción a dicho producto.
“Dentro de esta especialidad nos podemos dar cuenta que la adicción es por temas emocionales o dependencias, pero también hay que mencionar que esto es un vicio que cuando se tiene es bastante difícil de dejar, puesto que hasta 20 intentos tiene que hacer una persona para poder superarlo, mientras tanto pueden haber recaídas”, expresó.
Dijo también que para esto no se habla de cuestiones económicas, ya que el costo queda en segundo término, lo que sí es que es más fuerte el tema social, es decir, una aceptación por los grupos para que alguien pueda caer en esta adicción, ya que debe tener una fuerza importante de voluntad para dejarlo, y en su momento en este intento también debe haber un complemento de cosas para ayudar al adicto, señaló.
“Para dejar el cigarro no solo es quitarlo de la vida diaria, cuando están en este proceso se genera o aumenta la ansiedad, por lo que se recurre a dulces o algunos paliativos, pero también esto cansa y genera recaídas, lo que sí es que debe haber terapia, ejercicio y otras actividades que eviten el contacto o ambientes de fumadores”, dijo.
Cabe señalar que la facilidad con la que se adquieren los cigarros es mucha, puesto que están en cada esquina, en tiendas, supermercados, y aun cuando ya deben portar leyendas de advertencia, esto ha servicio poco para inhibir su consumo, aparte de ello los costos son accesibles, puesto que adquirir un cigarro va de los 6 a los 9 pesos, dependiendo el lugar, pero así de fácil esta su adquisición.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.