• Spotify
  • Mapa Covid19

El proceso electoral de Chiapas no debe extralimitarse, ni salirse de control  

Comentario Zeta 

Carlos Z. Cadena  

*Para nuestros lectores y amigos  

Como cualquier trabajo laboral, después de cinco años interrumpidos, hemos decidido tomar unos días de asueto, y agradecemos al timonel del consorcio Diario de Chiapas, Gerardo Toledo Coutiño, su apoyo y comprensión, así que le hemos llamado “mes sabático” para dejar por un momento nuestra encomienda periodística impresa (Comentario Zeta) y la entrevista de ZDIGITAl, todo dentro de la plataforma digital de comunicación de Diario de Chiapas, cuyo logro ya suma una supremacía  importante de reconocimiento en la frontera sur del país, y que seguiremos en el camino del acontecer del futuro social y político que viene.  

No es tarea fácil, el periodismo, entraña grandes responsabilidades, sobre todo cuanto se viven momentos estelares y de trasformaciones, algunos criticados y otros reconocidos, pero el vivir dentro de un acontecimiento histórico, definitivamente es difícil, pero Diario de Chiapas, se ha lanzado un reto de que al menos tres sedes importantes de la entidad como Tuxtla Gutiérrez, Tapachula y Palenque, conformen una plataforma de prensa que estará cerca del pueblo de Chiapas. Conquistar nuevos horizontes con determinación e inteligencia como lo ha venido realizando la familia Toledo Coutiño, implica muchas responsabilidades y compromisos en todos sus rubros.  

La complejidad del futuro.  

Vienen tiempos complejos y hasta confusos, es parte del adelanto intempestivo y fuera del contexto electoral el destape presidencial de las corcholatas federales, que ha enredado el ambiente político desde la frontera norte hasta la frontera sur, sobre todo en las entidades ultimas donde se van a desarrollar procesos electorales que ira a la par con las votaciones de próximo Presidente de México, senadores y diputados federales.   

Chiapas es uno de ellos, y el rebote de los destapes anticipados también ha removido electoralmente el proceso local con rumbo al 2024.  

Un rebote donde  se compromete el futuro electoral de Chiapas, porque han salido actores políticos donde el respeto a la ley electoral  para ellos no existe, y son varios, los actores políticos a la que nos referimos, inclusive algunos han caído en el “cinismo puro”, que están cometiendo un delito, y aseguran que no son ellos, y es donde el IEPC, se debe de poner la playera del pueblo, que es el que sufre esta degradación e infamia, sobre todo dentro del mundo de los espectaculares que ofenden  al pueblo.  

Un proceso democrático local, que no debe de extralimitarse y salirse de control, porque los chiapanecos le están apostando a la paz y a la buena convivencia social, el pueblo de Chiapas, no tiene por qué estar pagando los plato rotos de una clase política cínica y desfachatada – no todos evidentemente- porque a lo que nos está llevando es a caminos inciertos e  indescifrables  que calientan de manera negativa el ambiente político, también muy adelantado que ha trastocado esa convivencia al menos con los simpatizantes de algunos de los candidatos fuertes que la misma gente sabe quiénes son, porque muchos se promocionan  personalmente,  pero la gente los tiene ubicados,  quienes son  estos politiqueros que mostraron el cobre, ofendiendo  con su avaricia electorera.  

Por eso es plausible cuando la clase política de Chiapas se proclama por la unidad y la fraternidad, porque Chiapas no se puede dividirse por un proceso electoral, por el contrario, se debe unificar y cerras filas para pensar en el futuro de los hijos y nietos. Más allá de lo previsible de hacer un “pacto de civilidad” en el devenir de este proceso democrático de Chiapas, lo importante es concientizar de que haya unidad para hacerle frente a la democracia auténtica.  

La fotografía del director general del IMSS, Zoé Robledo con el senador Eduardo Ramírez Aguilar, donde van abrazados después de coincidir en un vuelo comercial, es un flashazo de civilidad política, cuando muchos de sus simpatizantes y seguidores durante meses atrás fueron participes de campañas negras en las redes sociales entre ambos personajes.  Siempre lo hemos dicho son ataques que no provienen de los considerados “candidatos fuertes” al gobierno, sino que es una campaña al ras de suelo con absoluta perversidad maniobrada que es ordenada por simpatizantes u otros intereses que también los hay.  Los dos han sido presas de campañas negras y ahí están dinámicos dentro de la plataforma de lanzamiento.    

Lo que acaba de ocurrir con el secretario de Obras Públicas estatal, Ángel Torres, que fue volatizado por una obra que no era de su administración, sino del anterior malogrado secretario estatal de OP, pero que  mostró que ya es un “candidato fuerte”, porque no pegó la campaña de desprestigio en su contra,  se optó maliciosamente   por criticar las obras de la administración estatal actual, cuya responsabilidad es de él, pero instruida por la estrategia vial sexenal  del gobernador Rutilio Escandón, como es el “Circuito Interior de la capital Chiapaneca”, y sin duda será el tercer aspirante  de la próxima justa electoral de Chiapas, con posibilidades enormes. Tanto Zoé como Eduardo, han sido aspirantes desde tiempo atrás, Torres Culebro, no aparecía, pero la guerra de misiles que le llego en 15 días, lo fortaleció y dejo claro que la disputa será de tres y hasta cuatro con un fantasma de “equidad de género”, que también ha provocado disputa con pasión.  

Será cuestión de mover las piezas de los partidos políticos quienes son al último los que entrelazan las siglas para darle cobijo a determinado protagonista importante que busque una candidatura como es la gubernatura de Chiapas.  

La estrategia al final la tienen los partidos políticos con sus alianzas o coaliciones quienes serán los que empoderen a determinado candidato, y algo que no podemos negar a decirlo que son figuras nacionales importantes que están atrás de estas “corcholatas chiapanecas” que son el propio López Obrador, Ricardo Monreal y Adán Augusto López Hernández.   

Rumbo al 2024 en Chiapas, habrá la estrategia de las siglas de los partidos de como irán concatenados o entrelazados, y evidentemente los padrinazgos que ya se observó en varias entidades que nunca es importante el de mayor rango, sino el que mejor haga la negociación.   La estrategia es fundamental, lo que no se puede dejar a un lado, es que la razón deberá de superar a la pasión.  

Fuera politiquería, fuera simulación, y fuera cinismo y descaro del proceso estatal anticipado en Chiapas.  Las corcholatas estatales ya están más que rodando en el hándicap estatal, para que el pueblo vaya empezando a elegir. En una democracia las simpatías y apegos, son variables, suben y bajan, todavía faltan meses para la auténtica carrera del hándicap Chiapas 2024.  

Jesús Reyes Heroles: El legado político.  

Rememoremos algo del legado político del gran Jesús Reyes Heroles: “La política es demasiado seria para que sus acciones sean determinadas por el temperamento y la emoción, al margen de la cabeza. Sin emplear la cabeza muchas cosas se pueden hacer, pero no política. La política demanda pasión, pero, a la par, mesura, sosiego interno, dominio de sí mismo, para no intentar dominar a otro u otros; aspirar a dominar las cosas y no a los hombres. Puerta abierta para que se vayan los oportunistas, mal que sufre cualquier partido”.  

 ¡La mejor política es el trabajo, Fuera politiquería!, diría el gobernador.   

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.