• Spotify
  • Mapa Covid19

Luis, socorrista con vocación

  • En el marco del Día Internacional de la Cruz Roja, recuerda el “servicio” que ofreció el día de la tragedia migrante del pasado 9 de diciembre

Ainer González/Diario de Chiapas

A los 15 años, Luis ya sabía lo que quería: ayudar a otros. Aunque comenzó aprendiendo lo básico de los primeros auxilios, hoy en día es uno de los pocos técnicos en urgencias médicas en Chiapas, que brindan atención prehospitalaria a quienes se encuentran en una situación de emergencia.

Tras siete años de servicio, Luis Eduardo Hernández Trejo, paramédico de la Cruz Roja Mexicana (CRM) en Tuxtla Gutiérrez, narra para Diario de Chiapas que su labor como socorrista debe ser precisa e inmediata, para poder estabilizar a quien se encuentre una situación de riesgo.

En el marco del Día Internacional de la Cruz Roja, Luis señala que esta fecha es emotiva por lo que significa una doctrina como la CR, no obstante, añade que es a partir de este movimiento humanitario lo que motiva para seguir ayudando a personas que se encuentren en una situación de vulnerabilidad por alguna emergencia médica, y al irse especializándose como socorrista en urgencias médicas ha comprendido que la empatía social debe ser una bandera a respetar.

“Para mí (el Día Internacional de la CR) tiene un significado importante porque es mi doctrina la Cruz Roja, yo empecé a los 15 años en el área de juventud y posteriormente ya me fui moviendo hasta llegar al área de socorros, tomé el curso de técnico en urgencias médicas para poder abordar las ambulancias”.

ATENCIÓN PREHOSPITALARIA

A sus 22 años, Luis entiende que su encomienda es de suma responsabilidad, porque es quien está encargado de brindar la primera atención médica a las y los pacientes que son trasladados por ambulancia, sea cual sea la lesión o problema de salud que presente.

“Yo me encargo de la atención prehospitalaria, de brindar los servicios en la ambulancia, estoy en el área de socorros que es el área que se encarga de primeros servicios”.

Aunque, es común que la población confunda los canales de comunicación para emergencias, puntualiza que son otros factores y obstáculos para acudir al llamado de la población.

 “La gente lo confunde entre el llamado al 911 y el tiempo de respuesta de nosotros, de cuando nosotros recibimos la llamada”.

Uno de estos obstáculos, refiere que es por la congestión vial en la capital del estado.

“Realmente los conductores no están obligados a darnos el paso, sin embargo, ya es la educación de cada quien, la cortesía de cada conductor, al igual como mucho se ha hecho puede ser el familiar de alguno de ellos al que vamos atender, y pues no darnos el paso pues más vamos a llegar tarde”.

ATENCIONES DE RELEVANCIA

A más de un lustro de pertenecer al equipo de la Cruz Roja, Luis expone que durante su trayectoria como socorrista no ha tenido vivencias que le hayan marcado la vida, aunque subraya que es difícil no recordar ciertos servicios que fueron relevantes.

Uno de estos sucesos, menciona, fue el accidente del 9 de diciembre de 2021, donde más de 50 migrantes fallecieran sobre la carretera Chiapa de Corzo-Tuxtla. Luis señala que ese día su compañero y él se encontraban en servicio, siendo los primeros en acudir al siniestro para atender a los sobrevivientes.

“Bueno pues realmente en lo personal yo no tengo ninguna vivencia que me haya marcado, pero pues sí, siempre uno siempre se acuerda de servicios que fueron relevantes, por ejemplo, el evento del 9 de diciembre (de 2021) de los migrantes, mi compañero y yo estábamos de servicio y pues nos tocó llegar primero, y hacer la selección de los pacientes, para que ya las unidades que llegaran posteriormente ya fueran llevando a los pacientes”.

Como una jornada laboral habitual, recuerda que solo trabajó con su compañero en un servicio, hasta que aproximadamente a las 3:30 de la tarde, solicitaron por la frecuencia de radio un servicio de emergencia, ya que presuntamente un grupo de peregrinos se había accidentado.

“Era un día normal aquí. Habíamos atendido una emergencia nada más en todo el día, y por ahí de las 3 y media, cuatro de la tarde recibimos el reporte… nos habían reportado que eran peregrinos, fuimos pensando tal vez que habría unas cinco hasta diez personas lesionadas, ya cuando llegamos eran más de 50 lesionados”.

A pesar de que la Cruz Roja atendió a las personas con lesiones menores, Luis recuerda que fue hasta el miércoles 15 de diciembre cuando los migrantes dejaron el asilo temporal en la sede de Tuxtla.

“Fue desde ese día hasta el día miércoles… aquí se trajeron a los lesionados más leves, que no tenían lesiones tan graves, ya se les dio atención y también se les dio asilo en el momento en lo que llegaba el grupo beta”.

MIL PESOS POR CADA EMERGENCIA

Por otro lado, Luis Eduardo invita a la población a informarse y aprender de primeros auxilios básicos desde los cursos que brinda la Cruz Roja y otras instituciones, ya que conocimientos en ello, son determinantes para algunas lesiones que se puedan presentar en el hogar, en la escuela, en el trabajo o en otros espacios, que podrían abonar a la recuperación de alguien, que, aunado a ello favorece a mantener disponible la única unidad con la que cuentan, para emergencias de gravedad.

 “Los primeros auxilios son muy importantes, toda la población debería de conocer por lo menos qué hacer en caso de que alguien sufra una hemorragia, una fractura en los brazos, lo más básico, porque realmente hay emergencias que no ameritan llevar la ambulancia, y pues nosotros aquí en Tuxtla únicamente tenemos una ambulancia para toda la población… vamos ahí pero en el transcurso de ese servicio puede ocurrir algo más grave que sí amerite la ambulancia y por ir a ese tipo de servicios pues estamos privando a alguien que lo necesite de verdad”.

En cuanto a los servicios que ofrece la CR, señala que los precios por la atención médica de urgencias en la institución son bajos en comparación con unidades de atención médica particular, y en caso de usarse ambulancia, ésta es gratuita, considerando que el gasto promedio para un traslado para servicios prehospitalarios es de mil pesos, cuota que es cubierta por la Cruz Roja.

“Primero que nada hay que informarse un poco de lo que es la Cruz Roja, si bien pedimos el boteo cada año, pero pues tampoco es que quede un buen recurso y realmente los precios de urgencias son muy bajos en comparación de otros hospitales privados, y hay que tomar en cuenta, que el servicio de urgencia de las ambulancias es gratuito para la población, no se cobra nada, entonces si vamos a una emergencia gastamos alrededor de mil pesos por emergencia, en todo el material que se utilice”.

La Cruz Roja es un ente humanitario no gubernamental, que nace del deseo de prestar auxilio de carácter voluntario, que ha sido fuertemente arraigada por la sociedad.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.