• Spotify
  • Mapa Covid19

Le deseo el mejor de los éxitos

Letras Desnudas

Mario Caballero

 

Le deseo el mejor de los éxitos

Antes que todo, celebro la democracia. Celebro que los chiapanecos hayan decidido salir a votar y ejercer su derecho a elegir. Celebro que hayan entregado con plena libertad su confianza a la candidata o candidato que mejor representó sus preferencias. Y espero que la decisión que hayan tomado haya sido la mejor. Lo merecen. Chiapas lo merece.

Creo que muchos coincidirán en que hemos tenido unas votaciones muy buenas. Quedó demostrado que nuestra democracia goza de cabal salud. Es claramente una democracia con muchos problemas, pero democracia al fin. Donde los ciudadanos participan, donde las instituciones funcionan, donde los votos cuentan y se cuentan, y donde los electores pueden utilizar su voto para premiar o castigar a los buenos y malos gobiernos.

Parece ser que después de más de dos décadas nuestro país ha ido avanzando en este sentido, en el que la democracia sirve para impedir la concentración autoritaria del poder y lograr que sobreviva el régimen de pesos y contrapesos. Porque si algo hubo el seis de junio fue eso precisamente: el poder se repartió a través de las urnas y todos los partidos ganaron algo, pero también perdieron algo. Qué bueno. De eso se tratan las elecciones.

Dicho esto, espero que esta vez no se le olvide a Carlos Morales Vázquez que por esta misma democracia obtuvo el triunfo para seguir gobernando en la alcaldía de Tuxtla Gutiérrez por otros tres años. También espero que esta vez sí sea responsable frente a la confianza que le depositaron los tuxtlecos para darle continuidad a su gestión y que admita que de no haber sido por el partido Morena él no hubiera logrado la reelección y ni siquiera haber sido presidente municipal en 2018.

Y espero que entienda que de los resultados que brinde en su nuevo periodo dependerá no sólo el futuro de su carrera política, sino también la fortaleza con que Morena se presentará en la elección de 2024. Sobre todo, la concerniente a la de gobernador del estado.

Si ahora sí hace un buen trabajo, si cumple, lo más probable es que él avance en sus aspiraciones políticas y el partido tenga mayores posibilidades de retener la gubernatura. Pero si lo hace mal, tanto él como el instituto podrían irse despidiendo.

Por tanto, le deseo el mejor de los éxitos. Especialmente por el bienestar de los tuxtlecos, quienes merecen tener un gobierno que en verdad cumpla con las expectativas planteadas, que no mienta, que no busque el beneficio personal y que desarrolle un buen plan de gobierno, inclusivo, transparente y que gobierne junto, con y para la sociedad.

Le deseo el mejor de los éxitos y que sepa aprovechar esta segunda oportunidad que le concede el pueblo, tanto aquellos que votaron convencidos de que en los tres años anteriores hizo un buen trabajo, como los que votaron por su proyecto confiando no él sino en el partido que le dio su respaldo.

Sería ingenuo creer que todos los votos que obtuvo en la contienda fueron por su desempeño pasado y por el nivel de sus propuestas. Muchas cosas influyen en el triunfo de un candidato, pero podríamos asegurar que al menos un setenta por ciento de los votos que hicieron posible su reelección fueron por Morena, que hoy por hoy es el instituto político que más confianza inspira entre los mexicanos.

Constancia de ello es que este partido fue el gran ganador del domingo. No sólo ratificó su triunfo, sino lo hizo con contundencia. Aquí en Chiapas ganó en coalición 12 de las 13 diputaciones federales. Además, tendrá una mayoría aplastante en el Congreso del Estado y será gobierno en 26 municipios, incluyendo Tapachula y, por supuesto, Tuxtla Gutiérrez, las dos plazas más importantes del estado.

Le deseo el mejor de los éxitos y que tenga humildad y la suficiente tolerancia para aceptar la crítica, venga de donde venga.

No hay nada más antidemocrático, represivo y condenable que un gobernante utilice el poder para tratar de amedrentar y coaccionar a los medios de comunicación que no apoyan su proyecto ciegamente. Tal como lo hizo en los pasados años contra diversos rotativos, incluyendo esta casa editorial.

Le deseo el mejor de los éxitos y que tenga la capacidad para reconocer sus errores. Tuxtla, durante los primeros días de su primera gestión, nunca estuvo bien en el tema de seguridad pública. Desde finales de 2018 crecieron los índices de asaltos a mano armada, los robos bancarios, los asaltos a transeúntes, los robos de vehículos, las extorsiones, los feminicidios y la violencia intrafamiliar.

Tampoco estuvo bien en el tema de los servicios municipales. Ahí están, por ejemplo, las miles de quejas por falta de distribución de agua potable en las colonias, por fugas de agua y por drenajes colapsados que nunca se atendieron. Lo mismo podría decirse en cuanto a la recolección de basura. Hasta el momento, en muchas colonias de la periferia la basura se amontona durante varios días en las calles, siendo desparramada por los animales y convirtiéndose en focos de infección para los habitantes.

Le deseo el mejor de los éxitos y que pueda dirigir un gobierno con estricto apego a la legalidad. Ojalá que en los próximos tres años de gobierno no se vuelvan a repetir actos de corrupción como los muchos que hubo entre el Ayuntamiento y empresas particulares. Como las compras de contenedores para basura que se hicieron por adjudicación directa y con sobreprecio.

Ojalá no se vuelvan a cometer fraudes en la compra de patrullas, uniformes y equipo de seguridad para los policías. Ojalá que no se hagan otra vez despidos injustificados y que los cargos que quedan vacantes no sean ocupados por familiares y amigos del alcalde.

Ojalá esta vez sí se eliminen a los aviadores de la nómina y que los hermanos del presidente municipal no tengan ningún tipo de beneficios ni injerencia en las decisiones de gobierno. Todo ello iría en un profundo contrasentido con los postulados de la Cuarta Transformación: no mentir, no robar, no traicionar.

Le deseo el mejor de los éxitos a Carlos Morales para que pueda resolver por fin la problemática del alumbrado público y la inseguridad. Para que haga los ajustes pertinentes en las dependencias, para que realice un combate ejemplar contra la corrupción. Para que cumpla con la transparencia y la correcta rendición de cuentas.

Para que logre mejorar la infraestructura social, los servicios básicos y fomente el empleo con la atracción de inversiones y apoyos a los pequeños y medianos empresarios, que son el motor de la economía no sólo municipal, sino nacional.

También le deseo buena actitud y talante, ya que esta vez su gobierno será incluso más observado y escudriñado por la sociedad que durante su primer periodo.

Sinceramente, le deseo que le vaya bien, en el sentido de que encabece una gestión que trabaje por el bienestar de los ciudadanos, que logre encauzar los recursos a donde más se necesitan, que pueda garantizar seguridad y paz social y que no defraude la confianza de nadie.

En el cine se dice que las segundas partes nunca han sido buenas. Hagamos cachitos para que en el siguiente trienio no se repita la misma historia de hace tres años, que viene siendo la misma que de hace más de dos décadas de corrupción y abusos de poder.

 

yomariocaballero@gmail.com

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.