• Spotify
  • Mapa Covid19

Variante Ómicron y la Economía

Puntos Fiscales

 

Variante Ómicron y la Economía

 

José Luis León Robles                                                 

dj_drdead@hotmail.com

Buenos días distinguidos lectores, este tema esta dedicado a tomar las medidas necesarias tanto para el aspecto de salud pública como para prever las medidas económicas indispensables para afrontar este tipo de situaciones alarmantes, que han mantenido al mundo en jaque mate, y es que hace unos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) mencionó que la nueva variante del coronavirus covid-19, identificada en Sudáfrica, y llamada Omicron, siendo de alto riesgo, esto se deriva a que su nivel de transmisión puede ser mayor al de otras cepas del virus, lo que traería que la variante podría en algún momento impulsar futuras oleadas de covid-19 que presionarían de nueva cuenta los sistemas de atención médica, sobre todo en países con bajas tasas de vacunación, sin embargo aún no hay estudios científicos que permitan a ciencia cierta que tan efectiva son las vacunas actuales contra esta nueva transmutación, si causa enfermedades más graves y un mayor riesgo mortal. Esta información ha sido detonante en la economía internacional en los cambios abruptos de la economía en sus principales indicadores. En nuestro país el actual mandatario federal mencionó que su gobierno no impondrá nuevas medidas de restricción como lo hizo el año pasado en relación a la movilidad de las personas o las actividades económicas para detener esta nueva variante, dicho sea de paso se mostró confiado y despreocupado al emitir ese señalamiento, se tiene la confianza en el gran avance de la vacunación y en su intensificación, además que durante su informe con motivo de los tres años de su gobierno anunciará si se aplicaran vacunas de refuerzo para detener el avance de la pandemia y agregó que no existe evidencia de que las vacunas no sean eficaces para combatir la variante Omicron. Puedo señalar sin temor a equivocarme el posible impacto directo en la producción, tomando como referencia la interrupción de cadenas de suministro del mercado en el que muchas empresas manufactureras dependen de los insumos intermedios importados de China y otros países que han sido afectados por la enfermedad. Es del conocimiento que muchas empresas dependen de las ventas en China para alcanzar sus objetivos financieros. La desaceleración de la actividad económica y restricciones de transporte en países afectados por la llamada cuarta ola, probablemente repercutirá en la producción y la rentabilidad de determinadas empresas mundiales, sobre todo en el sector manufacturero y en las materias primas que son utilizadas en la fabricación. En las empresas que dependen de los bienes intermediarios de las regiones afectadas y que no pueden cambiar fácilmente de fuente de abastecimiento, ya que la magnitud del impacto puede depender de la rapidez con que se desvanezca el brote. Desgraciadamente las empresas pequeñas y medianas pueden tener mayores dificultades para sobrevivir a la perturbación. El consiguiente aumento del riesgo podría revelar que uno o más agentes clave del mercado financiero han adoptado posiciones de inversión que no son rentables en las condiciones actuales, lo que sin duda alguna debilitará aún más la confianza en los instrumentos y mercados financieros. Agradezco la atención a esta columna, primero dios nos estaremos leyendo la siguiente semana.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *