• Spotify
  • Mapa Covid19

Parachicos y políticos: Imprudencias, obsesiones e irresponsabilidades

Comentario Zeta 

Carlos Z. Cadena 

 

Parachicos y políticos: Imprudencias, obsesiones e irresponsabilidades  

La postal de este fin de semana de la Fiesta Grande de Chiapa de Corzo, no tiene objeción alguna, y es hasta histórica,  donde pudo más la grilla y la conveniencia política que la responsabilidad pública, y más cuando se trata de la propia salud humana, porque eso de llevar el nicho del santo  patrono de Chiapa de Corzo, “San Sebastián Mártir”, en sus propias manos para encabezar las multitudes y aglomeraciones que crean “Los Parachicos”  debería de ser amonestado  hasta por el Vaticano y la Arquidiócesis de México, por la intransigencia, obsesión y testarudez del político chiapaneco Placido Morales Vázquez, que no solamente desoye y desobedece las  medidas preventivas de salud que se  viven en medio de la pandemia, sino que como rezadora y suplicante el Presidente del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA) encabezó la celebración religiosa contraviniendo a la prevención de salud de la  propia iglesia católica.    

Hasta donde llegó su codicia y mezquindad política de Placido Morales Vázquez, que, como alto servidor público federal y protagonista de la cuarta transformación, todavía se dio el lujo de enviar las  fotografías en sus redes sociales donde lleva en sus brazos la figura e imagen del santo “San Sebastián Mártir”, pensando tal vez, que su devoción religiosa lo llevara a ocupar lo que ha pretendido en estos tres años de la 4T, que es que sea tomado en cuenta como candidato al gobierno de Chiapas, una labor minuciosa que viene realizando cada fin de semana que regresa de la capital del país a Chiapas para hacer politiquería,  y lo ha hecho en comidas, fiestas, reuniones, conferencias, presentar el libro del Presidente López Obrador, hasta llegar como rezadora con el “ruega por nosotros” llevando una imagen católica para aprovechar la ocasión de su campaña electoral. Las redes sociales también hicieron lo suyo, lo acusaron de desdichado, infortunado, nefasto y hasta de hechicero por haber agarrado con sus manos al Santo Patrono de Chiapa de Corzo, ya que ni siquiera es originario de este municipio, si algo quisiera alegar en su persona.   

El Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje es un órgano de impartición de justicia laboral competente para dar solución a los conflictos laborales individuales y colectivos que se suscitan entre las dependencias de la Administración Pública Federal, del Gobierno del Distrito Federal, sus trabajadores y sus organizaciones sindicales, y una acción aprovechándose de una tradición y una fe religiosa   desdibuja el trabajo ético de un servidor público federal cuya ansias es que sea tomado en cuenta rumbo al 2024, aunque para ello se meta a la “fiesta de los parachicos”  pidiendo llevar el nicho religioso que debe de ser respetado y no politizarlo.  

Lo cierto es que la polémica y el debate se armó en Chiapas, y no solamente quedó el sacrilegio y la irreverencia de Placido Morales Vázquez, sino que envió una señal también de irresponsable e intrépido porque atizó la hoguera para no respetar las medidas preventivas que constantemente nos hace las autoridades de Chiapas, el sector salud y los Obispos de las Diócesis chiapanecas. Habrá que ver los contagios que aparezcan próximamente por culpa de “San Placido”.  

Lo que no se puede negar es que por más llamados que hacen las autoridades de Chiapas respecto a las recomendaciones en materia de prevención ante la pandemia del covid –con sus variantes Delta y Ómicron-  y la propia Iglesia católica que pidió guardarse de la tradiciones y fiestas de pueblo, lo trascendental es que no se use la religión para hacer grilla política y mucho menos encabezar tradiciones multitudinarias que pongan en riesgo la salud del pueblo chiapaneco y menos que sean los políticos de la 4T. Un caso de profanación

sacrilegio que queda para la historia de la política y el servicio público de la entidad. Así las cosas, con el imprudente “San Placido” y los Parachicos. 

   

Llamado a la conciencia hace el Arzobispo de Chiapas. 

A casi dos años de la pandemia de coronavirus, la situación para miles de personas no ha sido fácil y tampoco es momento de relajarse y olvidar que aún estamos en peligro, opinó el Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla. Luego de oficiar una misa en la Catedral de San Marcos, se refirió a las imágenes recientes de Chiapa de Corzo, donde se realizó el tradicional desfile de los parachicos, como si ya no estuviéramos en pandemia. 

“Quiero hacer un fuerte llamado a la conciencia de todos porque son 22 meses que no han sido fáciles de sobrellevar y que han dejado una considerable estela de contagios, muertes, crisis económica y otras consecuencias alternas; no podemos relajar las medidas de cuidado”. 

Enfatizó en que las autoridades sanitarias han informado por todos los medios posibles que el virus de 2020 ha cambiado, y hoy enfrentamos otra variante, más contagiosa aunque no menos riesgosa, y pese a ello muchos son los que parecen ignorar el riesgo “contemplamos con tristeza y con una cierta incomodidad interior que muchas personas y familias han cedido en la práctica de medidas de prevención, con un rechazo a acatar las disposiciones de distanciamiento social y las medidas para evitar contagios” 

Las aglomeraciones, dijo, siguen siendo peligrosas, y no importa que para justificarlas se quiera poner de pretexto una tradición, ya que la pandemia no cederá a menos que la población atienda las medidas de autocuidado. 

“Desde comienzos de la pandemia hemos subrayado la necesidad de educarnos en una nueva manera de vivir tanto en casa como fuera de casa para que el coronavirus no nos siga dañando. La fuerza del estar vigilantes y del cuidado, observando las normas necesarias junto con la fortaleza espiritual, tienen que ser el antídoto que nos haga vivir y convivir en salud”, destacó. 

También dirigió su mensaje a los que siguen reacios a vacunarse y que “desestiman la importancia de las vacunas; a que reconsideren esa postura y acudan a vacunarse, porque sabemos que si hoy la enfermedad no está causando tantas defunciones se debe principalmente al uso de la vacuna; no seamos temerarios frente al virus, por bien de todos”. (Diario de Chiapas)  

 

Rapiditas. – En Tapachula hubo “boda fifí” este fin de semana cuando el diputado federal de MORENA, José Luis Elorza echo la casa por la ventana al recibir el sacramento que une indisolublemente a un hombre y una mujer, todo pudiera está bien, pero la fiesta no tuvo nada de la 4T, fue más bien “boda Fifiana”…Con justificada razón los adultos mayores de la ruta del Conejobus de Tuxtla Gutiérrez, tienen toda la razón de exigir una investigación para el titular del Trasporte en Chiapas Aquiles Espinosa, que se comprometió a pagarle a los propietarios de las concesiones , y hasta ahora puras mentiras del controvertido personaje que anda con una camarilla de chantajistas que son sus enviados…Ver para creer…El Presidente López Obrador aceptó por fin ayer lunes que el coronavirus  viene aumentando considerablemente en México. Dijo que es muy contagioso, pero afortunadamente no es muy letal. Pero ya aceptó que es lo principal…Tanto en Tonalá como en Huixtla, ya empiezan las acusaciones de corrupción en contra de los alcaldes…San Placido mártir, santo de la irreverencia política… Ver para creer…Dixe.   

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.