• Spotify
  • Mapa Covid19

Pandemia, culpable de la no donación de órganos

En entrevista con Diario de Chiapas, Krystel Dávalos Barrientos, dijo, además, que a pesar de las campañas de sensibilización, la gente no tiene cultura para donar

 

Jeny Pascacio / Diario de Chiapas

Aunado a la nula cultura de la donación, la pandemia del COVID-19 incrementó el número de pacientes que necesitan un trasplante en Chiapas; durante 2021, sólo un paciente ha sido beneficiado.

La comunicadora y titular de AM Diario, Lucero Rodríguez, entrevistó a Krystel Dávalos Barrientos, directora general del Centro Estatal de Trasplantes del Estado de Chiapas, para aclarar las dudas sobre la ‘Donación: vida por vida’.

“Existen campañas para sensibilizar a la población pues la falta de información restringe las oportunidades”.

Chiapas se encuentra en el número 27 de las entidades federativas con hospitales procuradores. Para ello, el Centro Estatal de Trasplantes gestiona licencias para subir al lugar número nueve y así incrementar la tasa de donación.

“La pandemia vino a detener un poquito el programa, pero también la cultura de la donación que nosotros tenemos en el estado es una responsabilidad con la que estamos trabajando; y en las campañas se incluyen desde niños hasta adultos”.

La médica invitó a la ciudadanía para que se sume a este gran proyecto “se trata de trascender a través de la vida de otro cuerpo, estamos haciendo algo bueno, estamos salvando vidas y es importante que la ciudadanía se sume y que comprenda”. 

En la actualidad, Chiapas cuenta con dos hospitales con licencia de procuración y de trasplante: Hospital de Especialidades Pediátricas de Tuxtla Gutiérrez y el Hospital Ciudad Salud de Tapachula, que realizan trasplantes de córnea y renales debido a la infraestructura.

“Cuentan con su propia lista de espera porque ellos atienden a los pacientes que van a protocolizar para ser trasplantados”.

 

¿DESEAS SER DONADOR?

A decir de la médica, el primer paso es estar seguros de la decisión, expresarla y explicarla a los familiares, quienes dispondrán cuando el paciente se encuentre imposibilitado para hacerlo.

Realizados los primeros pasos, los donadores deberán acudir a las oficinas del Centro Estatal de Trasplantes ubicado en el anexo de la Torre Chiapas piso 3, o en Facebook en la página que lleva el mismo nombre, donde cuentan con tecnología para el registro.

“Tenemos un código QR en donde nosotros podemos registrarnos como donadores voluntarios y podemos obtener de inmediato una credencial de donador voluntario”. Hasta ahora es esta entidad, la única que cuenta con este sistema.

La tarjeta de donador voluntario se descarga automáticamente en los dispositivos electrónicos que siempre están al alcance. “No es legal” es simbólica, por ello la importancia de externar la decisión a familiares.

“En el estado tenemos muchos pacientes crónicos, con diabetes e insuficiencia renal. Esto repercute y los órganos comienzan a fallar” y es cuando se van colocando en una lista de espera para recibir un trasplante.

Las personas con vida pueden donar riñones, pulmones, segmentos de hígado, páncreas e intestino. Mientras alguien sin vida son órganos sólidos como riñones, hígado, páncreas, pulmones, intestino y tejidos como córnea, piel, huesos, vasos sanguíneos, por mencionar algunos. “Todo depende de la causa de muerte”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.