• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Problemas de la producción de alimentos

Desde hace tiempo se viene pensando solamente en la salud y en la pandemia, como problemas que enfrenta la humanidad, principalmente en America latina, sin embargo, hay algo mas terrible, como lo son; los alimentos.

Se esta observando, en las regiones del norte del país que hay escases de maíz y de frijol, así como de otro tipo de alimentos que hacen posible la supervivencia de las familias.

México, está en plena crisis y va a depender al 100% de la importación que pueda darse en la franja maicera y de la papa para que pueda salir adelante, porque de otra manera pronto se van a vivir momentos de crisis en el sur, sobre todo que va a abarcar al sur-sureste del país.

En medio del incremento de precios que se registra en artículos y alimentos, el Congreso Agrario Permanente, (CAP) advirtió que si para este 2022, el gobierno federal no orienta la producción de alimentos a través de planes y programas estables que garanticen la seguridad y soberanía alimentaria, se agudizará cada vez más la dependencia de México de las compras al exterior de granos y oleaginosas que mantienen un nivel récord de importaciones ante la escasez de producción local.

El Coordinador Nacional del CAP, José Amadeo Hernández Barajas, explicó que hasta noviembre de 2021 las importaciones de granos y oleaginosas se mantienen en nivel récord con casi 36 millones de toneladas, por lo cual se requiere que el gobierno federal reoriente la producción de alimentos a través de planes y programas estables que garanticen la seguridad y soberanía alimentaria de nuestro país.

Expuso que para 2022 los recursos federales destinados a la política agrícola disminuirán 26.4 por ciento y se ubicarán 53 mil 89 millones de pesos, concentrados en siete programas prioritarios de la Presidencia de la República.

A juicio del dirigente de la cúpula agraria en el país, nuestro campo tiene grandes retos: producir sustentablemente alimentos para casi 130 millones de mexicanos y mejorar el ingreso de los productores.

México es deficitario en producción de granos y oleaginosas, ya que se importaron en 2021, 38.7 millones de toneladas y en el mismo período, de 18 millones de hectáreas sembradas en el país solo se obtuvo cosecha en 17 millones, sostuvo José Amadeo Hernández Barajas, Coordinador Nacional del Congreso Agrario Permanente (CAP). Dijo que hay 7 millones de hectáreas de tierra agrícola ociosa y se depende del exterior en casi un 50 por ciento en alimentos.

Agregó que el CAP se pronuncia por el derecho a la alimentación y en contra de la austeridad “agobiante de instituciones y presupuestos”; por garantizar a todos los mexicanos el derecho al agua tanto para consumo humano como productivo; por el derecho a la salud, y en contra de su precarización; por un verdadero combate a la pobreza, por desterrar para siempre su uso clientelar y por combatir la pobreza; por la equidad de género, pero sobre todo por construir una cultura de respeto a la mujer.

Ante los diez dirigentes que integran el CAP, en la sede de la Central Campesina Independiente, Hernández Barajas, dijo que el presupuesto para el campo se ha reducido y no fomenta la producción, aumentaron las importaciones, ha subido el costo de los alimentos, la inflación está muy difícil al igual que la sequía en el campo, no hay fertilizantes para las siembras y por ello se produce menos.

“Tenemos déficit en maíz, frijol, soya, carne; entonces para el 2030 vamos a ser otros 9 millones de mexicanos más y 11 millones de mexicanos que están en extrema pobreza, que no alcanzan a alimentarse, nos ubicará con 20 millones de mexicanos más en esas condiciones para el año antes citado sin que haya garantía de alimentos en la mesa porque existe un gobierno que no apoya la producción”, indicó.

Periodistas, ejecutivos de medios, columnistas, comentaristas y críticos de los medios de todo el mundo ofrecieron a McKinsey sus perspectivas sobre lo que será noticia este año, donde resaltó la perspectiva del comentarista principal de negocios del Financial Times, quien aseguró que las noticias del próximo año estarán dominadas por el impacto de la inflación.

“Inflación, inflación, inflación. Las cadenas de suministro han escaseado ciertos bienes y productos, aumentando los precios. La Reserva Federal (Fed) imprimió más dinero, debido al impacto de covid-19, que ha llevado a una mayor oferta de dinero. Ahora hay una inflación más alta”, describió el fundador y director ejecutivo de The Juggernaut.

El riesgo de inflación es mayor de lo que admiten los bancos centrales, apuntan. Algunos de los factores inflacionarios son transitorios; otros son más duraderos, como las interrupciones de la cadena de suministro, mientras que algunos podrían ser más resistentes, como los costos de la vivienda, la reorganización estructural de las cadenas de suministro, la ineficiencia de los mercados de trabajo, el impacto del cambio climático en los precios de los alimentos y el costo de la transición energética.

En Chiapas se hace necesario que ya no se tarde el programa de primavera- verano que es que nos va a dar esperanza de vida con maíz, frijol y soya, así como de árboles frutales para la despensa de las familias.

Es la única esperanza.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.