• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Crisis del sistema digital

Posiblemente el inventor del sistema universal digital, nunca imagino que este podría terminar en crisis hasta paralizar todo el sistema y dejar de producir los servicios que la sociedad actual necesita en materia digital.

La palabra «crisis» tiene muchos significados, entonces cabe aclarar desde ahora: el sector de seguridad de la información no está en pánico ni perdió su norte. Pero una serie de circunstancias e incertidumbres ha dejado un panorama poco alentador para los próximos años, y es necesario estar a la par de esos acontecimientos para que sea posible ofrecer soluciones digitales y conectadas con la confiabilidad que los consumidores y ciudadanos esperan.

Después que Facebook cayó, en octubre de 2021, la red social reveló que uno de los desafíos para la normalización era el movimiento y el acceso físico de los ingenieros a los enrutadores que debían ser reconfigurados – la empresa, acostumbrada a realizar mantenimiento remoto, no esperaba un escenario en el que la propia red no estuviera disponible.

Sorprendidos enormemente los usuarios ante la parálisis del sistema, parecía que se iba a acabar el mundo, pues se quedaban sin servicio alguno.

Hasta la violencia llego a impactarse ante los efectos de la parálisis, que a la fecha no se reponen, terrible para el mundo entero, cuando se paraliza todo sistema digital.

La pandemia de la Covid-19 fue un ingrediente más en ese caldo, pero no el único. Los ataques cibernéticos y sus impactos también venían en trayectoria ascendente: en 2017, o virus WannaCry dejó ver fragilidades técnicas en algunos servicios esenciales, mostrando cómo somos dependientes de la tecnología y de la conectividad – sea en el transporte público, en la educación o en la salud.

Paradójicamente, la pandemia también sirvió de marco para una expansión sin precedentes de un área casi en la que la juventud tiene grandes ventajas. Me refiero, claro, a las plataformas y soluciones digitales.

Un estudio de la consultora McKinsey indica que el “salto” en términos de adopción de nuevas plataformas y tecnologías, (y el crecimiento de algunas ya existentes, como el e-commerce) fue de cinco años hacia adelante.

Es decir, plataformas, soluciones, apps, métodos de trabajo que no habríamos visto o incorporado a nuestra cotidianidad hasta 2025. Los impactos de este fenómeno ya se sienten. Muchas empresas ya se están adaptando al hecho de que el teletrabajo, por ejemplo, llegó para quedarse.

Entonces, si la población joven fue severamente afectada por el desempleo, y uno de los sectores que más creció durante la pandemia es, precisamente, el que mejor domina la gente joven, ¿qué deberíamos hacer como sociedad?

Si la pérdida de empleos entre la juventud afectó de manera desproporcionada a las mujeres, ¿qué acciones deberíamos tomar para corregir esta inequidad?

La respuesta es obvia: aprovechemos el enorme desarrollo de las plataformas online de educación, por ejemplo, para entrenar a jóvenes en las herramientas laborales del futuro. Usemos su potencial creativo para impulsar nuevos emprendimientos basados en tecnología, abramos la puerta al financiamiento de iniciativas de este tipo.

La brecha de género, también en lo digital, demanda también acciones específicas: garantizar que mujeres jóvenes y niñas tengan dispositivos y acceso a internet, para explorar posibilidades de capacitación y empleo, así como acceso a servicios esenciales.

Fomentemos las carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM) entre mujeres y niñas para que ellas también puedan participar de esta revolución digital y se incorporen plenamente al mundo hiperconectado.

El desafío es hacerlo, y hacerlo bien, en una región heterogénea en términos políticos, geográficos y sociales. El esfuerzo requiere, además, inversiones significativas en infraestructura, desarrollo de nuevos sistemas, aprobación de nuevos marcos legales y regulatorios, sobre todo en el campo laboral.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.