• Spotify
  • Mapa Covid19

San Diego Union-Tribune cuestiona muertes reportadas por COVID-19 en México

Días después de que The New York Times, Wall Street Journal, Financial Times, Washington Post y LATimes publicaran artículos sobre que el Gobierno de México podría estar informando menos casos y muertes de COVID-19 de los reales, este fin de semana se sumó The San Diego Union-Tribune.

En un extenso reportaje, el medio estadounidense señaló que “es difícil decir cuántas personas han muerto por COVID-19 en México”.

San Diego Union-Tribune detalla que las largas filas que personas hacen en cementerios de la Ciudad de México para enterrar o cremar a sus muertos “son escenas difíciles de cuadrar” con el recuento proporcionado por las autoridades.

Hasta el sábado 16 de mayo, la Secretaría de Salud federal reportó cinco mil 045 defunciones.

Y han sido las propias autoridades las que han reconocido que muchos decesos no se registran en las cifras oficiales porque no han sido confirmados mediante pruebas, cuando los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) admiten en el recuento oficial las muertes con causa probable o presunta de la enfermedad, aún sin un diagnóstico de laboratorio.

Muestra de ello es que tan solo en un crematorio de Ciudad Juárez, Chihuahua, se pasaron al registro 12 muertes por COVID-19 cuando en un total de 120 certificados de defunción se enlistaban 63 víctimas de ‘probable COVID-19’ y otros 30 con neumonía y problemas respiratorios asociados a la enfermedad.

El trabajador de otro crematorio, también en Ciudad Juárez, afirma que de 25 cuerpos a la semana ahora reciben un promedio de 80. “Recogemos uno y mientras está allí, tres más son entregados”, señaló.

Respecto a la contabilización de decesos por coronavirus SARS-CoV-2, el especialista Alejandro Macías, quien encabezó la respuesta de México a la epidemia de gripe porcina en 2009, señaló que sin duda hay un recuento inferior.

“No creo que sea una cuestión de mala fe, pero las cifras oficiales no están completas”, declaró.

Otro ejemplo ocurre en Tijuana, donde el doctor Pablo Villaseñor -del Hospital General de la ciudad- afirma que él y sus colegas han contado más de 200 muertes por COVID-19 cuando la estadística oficial reportó 402 decesos hasta el pasado viernes.

El pasado 17 de abril, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, acusó al Gobierno Federal de esconder las muertes, porque en su momento ellos registraron 72 y la Secretaría de Salud federal reportó tan solo 33 en el estado.

“Alguien no está diciendo la verdad aquí”, sentenció Bonilla Valdez al afirmar que su gobierno no ocultaría las cifras “incluso si duele”.

En la Ciudad de México, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció la creación de la Comisión Científico Técnica para el Análisis de la Mortalidad por COVID-19 para conocer la cifra real de decesos por la enfermedad.

“Nosotros siempre hemos dicho que hay más decesos de los que se reportan diariamente por el Gobierno de México. ¿Por qué? Porque hasta ahora se reportan solo aquellas personas que tuvieron su prueba de COVID-19 y que salió positiva y que lamentablemente murieron.

Pero hay más personas, hay más defunciones. Para poder saber si fue por COVID-19, si fue por otras razones, pues es un Comité Científico quien debe establecerlo”, explicó la mandataria capitalina.

Sobre la aplicación de pruebas de COVID-19, México ocupa el lugar número 17 en América según un estudio realizado por TResearch, que señala que Canadá es la nación que más testea a su población, seguida de Estados Unidos y Venezuela.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, ha afirmado que la poca aplicación de pruebas de coronavirus no es por falta de dinero ni mucho menos sino que obedece a una ‘decisión técnica’.

“Las pruebas tienen un objetivo y ese es la vigilancia epidemiológica y los casos graves (…) se registran al 100 por ciento y a ese 100 por ciento se le deben hacer pruebas. Entonces, ¿cuál es límite de pruebas?, cuantos casos haya en esa condición”, explicó López-Gatell en una conferencia de prensa.

Nuevamente en Tijuana, aunque se tengan las pruebas de COVID-19, en ocasiones no pueden aplicarse debido a la falta de kits para ello, además de que a decir de un médico cuyo nombre no quiso revelar, neumonía atípica “es el diagnóstico oficial (de muerte) cuando no pueden hacer la prueba”.

 Con información de San Diego Union-Tribune y López-Dóriga Digital

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *